Día 19: salvados por unos champiñones

Cascada de Cercedilla 😂.

De vez el cuando, El Portaminas de Maca sirve, a parte de desahogo, como vehículo de protesta. Ayer domingo, con un calor de mil demonios, qué mejor forma de combatirlo que planeando una salida de agua. Madrid, de momento, no tiene playa, pero cuenta con zonas bañadas por ríos y pantanos que los urbanitas nos encargamos de masificar y colapsar buscando el chapuzón.

Solemos ir a una zona (no la nombraré) del pantano de San Juan a la que tenemos un cariño especial. Acudir a lo bueno conocido es racionalmente la mejor opción, aunque se cae en un peligroso acomodo impropio de ‘culos inquietos’. La alternativa fue la piscina natural de Cercedilla, de la que todas las entradas en blogs y Reels hablan maravillosamente, pero ninguna pone en aviso al visitante del caos logístico y organizativo.

Llegar a Cercedilla es fácil, un trayecto de una hora desde el centro de la capital. El pueblo es bonito, aunque plagado de terrazas que distorsionan la oferta cultural. Es zona de paso de peregrinos, ver las conchas y flechas amarillas, características del Camino De Santiago, me hizo recordar mi peregrinación de hace un año. Entramos a un bar, la tapa de paella riquísima. Por suerte, siempre hay cerca un devorador de pimientos. Allí nos dijeron que el aforo de la piscina, unos cuatro kilómetros más arriba, estaría completo. Decidimos sacrificar el baño de la mañana y probar a subir por la tarde, cuando muchos se van a casa. Comimos en El Chivo Loco, un lugar situado en la confluencia de tres calles por la que pareció correr algo de aire. El servicio es rápido y atento. Preguntando al camarero si los champiñones eran ‘de verdad’, ni corto ni perezoso, apareció con un platito para mostrárnoslos y dejar claro que en el restaurante huyen de los enlatados.

Momento de la verdad. Aparcar en la piscina Las Berceas y alrededores es un suplicio. Llevar un todoterreno ayuda. Vimos a unas mujeres sujetando el parachoques con cinta americana, al haber estacionado en una cuneta prohibida a turismos bajos. Nosotros conseguimos dejarlo, en ángulo de 45 grados, bajo un árbol a un kilómetro de la entrada. No nos importa andar. De ver bajar a mucha gente con neveras y carritos, deducimos que el aforo, a esas horas de la tarde se estaba reduciendo, permitiéndonos entrar. El razonamiento era bueno, propio de la inteligencia de todos menos de los gestores municipales. La respuesta de la taquillera (muy amable) fue que las pulseras permiten entrar y salir, obviando que quienes salían cargados a las seis de la tarde lo hacían para no volver. No es difícil montar un sistema más rentable para las arcas municipales y beneficioso para el usuario, con una mínima inversión. Estoy totalmente de acuerdo con el aforo máximo permitido, ojalá lo pusieran en más sitios convertidos en verdaderos estercoleros. Se pueden, mejor dicho, se deben optimizar los recursos en beneficio de todos preservando el entorno natural. Una última observación: hay supermercados en los que se sabe el turno de la pescadería, a través de una App básica, mientras se compran otros productos. No hace falta una concejalía de tecnología para implementar algo parecido. Es cierto que se pueden sacar las entradas por internet. Por desgracia, la previsión, en función del tiempo libre, es incompatible con infinidad de variables: trabajo, familia, transporte, personalidad, etc…

Como muchos otros, no pudimos pasar. Desandamos el camino, escalamos hasta el coche y nos topamos con la piscina municipal de Mirasierra. Una alternativa perfecta, limpia, con personal amabilísimo y barata para quienes sufrimos el desamparo y nefasta gestión del consistorio de Cercedilla. Hubo chapuzón, por supuesto…

Un comentario sobre “Día 19: salvados por unos champiñones

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s